BMW Group México
Múnich, Alemania, 18 Nov 2020 10:14:46
Mini y su futuro en la Electromovilidad

Expansión de la movilidad eléctrica y movilidad sustentable. Nuevos modelos MINI en el segmento de crossover y compactos Premium. Fortalecimiento de la posición de mercado en China a través de la producción local de vehículos a partir de 2023.


El fabricante británico de vehículos Premium MINI está impulsando la realineación de su gama de modelos, con un claro enfoque en las tecnologías de tren motriz, los segmentos de vehículos y los servicios del futuro.


Han pasado 20 años desde el estreno de la segunda generación de MINI después del relanzamiento de la tradicional marca de herencia británica. Desde entonces, se han producido alrededor de cuatro millones de vehículos de la marca en la planta de MINI en Oxford y se han entregado a más de 100 países de todo el mundo. Las necesidades y deseos de los clientes han definido el desarrollo de la gama de modelos MINI durante las dos últimas décadas.


En 2015, el nuevo MINI Clubman encabezó el exitoso paso al segmento de los compactos Premium y dos años más tarde continuó con el nuevo MINI Countryman. Alrededor del 40 por ciento de todos los vehículos vendidos de la marca en todo el mundo pertenecen a esta clase de vehículos. Además, el portafolio MINI ahora es más amplio que nunca. Actualmente, los modelos John Cooper Works en el extremo deportivo representan alrededor del cinco por ciento de las ventas totales de la marca MINI, mientras que los modelos electrificados están ganando popularidad de manera constante.


El manejo divertido combinado con la eficiencia están profundamente arraigados en la tradición de la marca británica y definen el núcleo de MINI. El Mini clásico, presentado hace 61 años, no solo se caracterizó por una economía espacial revolucionaria, sino también por un impulso económico con potencial deportivo. La segunda generación de MINI, introducida en el año 2000, optimizó la relación entre la conducción divertida y el consumo de combustible, incluida la introducción de motores diésel. En 2008, MINI se convirtió en un referente de la movilidad eléctrica en BMW Group. El MINI E se produjo en una pequeña serie y se utilizó en una prueba de campo para recopilar información importante sobre el uso de un vehículo totalmente eléctrico en el tráfico diario.


Ahora, la movilidad libre de emisiones se ha establecido firmemente en la gama de modelos y en la comunidad MINI. Solo con el MINI Countryman híbrido conectable (consumo de combustible combinado: 50.0 – 58.82 km / l; consumo de electricidad combinado: 7.14 – 7.63 km / kWh; emisiones de CO2 combinadas: 40 - 45 g / km), los vehículos con propulsión electrificada representaron cinco por ciento de las ventas totales de la marca en 2019. Tras el lanzamiento del MINI Electric (consumo de combustible combinado: 0,0 km / l; consumo de electricidad combinado: 5.95 – 6.76 km / kWh; emisiones de CO2 combinadas: 0 g / km), la tasa se ha duplicado al diez por ciento de todos los nuevos registros de la marca.


Los motores de combustión de alta eficiencia y los vehículos eléctricos adicionales de MINI facilitan el "poder de elección".

En el futuro, MINI permitirá a los clientes de todo el mundo tener una conducción sin emisiones con una familia de modelos completamente electrificada. Al mismo tiempo, MINI seguirá ofreciendo motores de gasolina y diésel de alta eficiencia, que seguirán siendo una solución ideal para los grupos objetivo y las regiones cuyas necesidades de movilidad aún no corresponden con vehículos totalmente eléctricos.


La futura cartera principal de vehículos totalmente eléctricos incluirá el MINI Hatch 3 puertas, un nuevo modelo de crossover en el segmento de vehículos pequeños y un modelo crossover compacto. Los modelos de vehículo pequeño y el modelo crossover de la marca en el segmento compacto estarán disponibles para elegir con motores de combustión interna convencionales.


Nuevos modelos MINI en el segmento crossover y compactos Premium.

Para beneficiarse aún más del crecimiento mundial en el mercado de los crossover, MINI se está enfocando en una expansión de la gama de productos en este segmento de vehículos que está específicamente orientada a los requisitos del cliente.


Al exitoso MINI Countryman se le unirá otro modelo crossover para el segmento de los vehículos pequeños, que se suministrará exclusivamente con propulsión totalmente eléctrica. Además, la próxima generación del MINI Countryman estará disponible con motores de combustión y un tren motriz electrificado, cumpliendo con los diferentes requisitos de los clientes de todo el mundo.


El desarrollo continuo de la gama de productos MINI brinda la oportunidad de satisfacer las crecientes demandas de muchos clientes en términos de espacio y versatilidad, con un modelo adicional para el segmento compacto Premium. Se conservará el principio de uso creativo del espacio que se implementa en cada MINI. Independientemente de su concepto, su clase de vehículo o tipo de conducción, cada nuevo modelo de la marca seguirá siendo un MINI típico, con un máximo de espacio interior, conducción emocionante e individualidad, logrado en la menor huella entre sus competidores.


Mayor compromiso con el mercado automotriz en China.

El mercado automotriz más grande del mundo, China, continúa creciendo dinámicamente y será aún más importante para MINI en el futuro. Actualmente, alrededor del diez por ciento de todos los vehículos nuevos producidos para la marca se entregan a clientes en China. Para participar del desarrollo positivo del mercado y vender un número significativamente mayor de vehículos en China, MINI pronto cambiará su condición de marca de importación a un proveedor de vehículos de producción local.


Basados ​​en una nueva arquitectura de vehículo, desarrollada desde cero para la movilidad puramente eléctrica, los vehículos eléctricos de batería se producirán en China a partir de 2023, en cooperación con el fabricante local Great Wall Motor. Esta empresa permitirá a MINI satisfacer la creciente demanda de conducción sin emisiones tanto en China como en los demás mercados mundiales. La cooperación con el socio chino se basará en un principio claramente definido: la producción sigue al mercado. Con vehículos fabricados localmente, MINI servirá al creciente mercado automotriz chino mientras mantiene una producción estable en otros lugares.