Mercedes-Benz
México, 03 Dic 2019 09:59:27
Mercedes-Benz inició ventas en México de la totalmente nueva GLB

Mercedes-Benz inició ventas en México de la totalmente nueva GLB, el primer compacto de la marca en contar con la opción de tres filas de asientos.

 

Este vehículo será hecho orgullosamente en México; y entre sus particularidades se encuentra el gran espacio interior, que permite llevar hasta siete pasajeros gracias a su tercer fila de asientos (opcional), formada por dos plazas individuales desplazables (Easy-Entry) que permiten llevar cómodamente a personas de hasta 1.68 m de estatura. Además, el respaldo de la segunda fila de asientos está dividido en  tres secciones en relación 40:20:40, puede abatirse para configurar una superficie de carga plana, e incluye un ajuste de la inclinación en ocho posiciones.

 

En la versión de cinco asientos, es posible variar el volumen de la cajuela entre 570 y 1.805 litros y la segunda fila de asientos está disponible en una versión desplazable longitudinalmente. De este modo es posible aumentar su capacidad, en hasta 190 litros adicionales, y se hace posible un uso más versátil del espacio.

 

En cuanto a comodidad de la tercera fila de asientos, la Mercedes-Benz GLB cuenta con dos portavasos entre los asientos y dos compartimentos portaobjetos en el revestimiento del espacio de carga —a la izquierda y a la derecha— equipados con conexiones USB (tipo C) para cargar dispositivos móviles.

 

El GLB dispone también de conectores USB C en el compartimento multiuso delante, en el apoyabrazos entre los asientos delanteros y al final de la consola central, para el uso por parte de los ocupantes de las plazas traseras. Estas interfaces pueden utilizarse para conectar unidades de memoria con archivos multimedia al sistema de infoentretenimiento. En la parte delantera de la consola central se ha previsto además una caja de enchufe de 12 V, y en la parte posterior de la consola central una de 230 V.

 

Continuando con la conectividad, GLB está equipada con el sistema MBUX (Mercedes-Benz User Experience), que cuenta con un procesador de gran capacidad de cálculo, pantallas y gráficas brillantes, una visualización personalizable, software con funciones de aprendizaje y el sistema de mando fónico que se activa con la palabra clave «Hey Mercedes» como sus ventajas más importantes. Además, este modelo es compatible con la app Mercedes me connect, que permite monitorear y rastrear el vehículo a distancia desde un smartphone, además de agendar citas de servicio, entre otras funciones.

 

La información del cuadro de instrumentos y del visualizador de medios es fácil de consultar en las generosas pantallas de alta definición. En función de su estado de ánimo, o en armonía con el diseño interior, el usuario puede elegir entre cuatro estilos de visualización diferentes: Modern Classic, que destaca los indicadores clásicos en materiales nobles, elegantes y ligeros; Sport, que cuenta con un diseño de turbinas con contrastes deportivos en negro y amarillo; Progressive, que destaca su propuesta moderna para el mundo de los visualizadores digitales o Discreto, que reduce considerablemente la información para favorecer la relajación del conductor.

 

Como equipo opcional se ofrece para GLB un techo panorámico, head up display, paquete de navegación y el paquete de confort.

 

En cuanto a diseño interior, el tablero de instrumentos consta de un solo volumen básico con entrantes ópticos en la zona del asiento del conductor y del acompañante. Una novedad son los elementos en efecto aluminio con forma de tubo, en el diseño clásico de los todo terreno, que configuran el extremo inferior del tablero de instrumentos y se repiten en las puertas y en la consola central.

 

En el exterior, las robustas proporciones de GLB subrayan su carácter de todoterreno. Las formas de la carrocería constan de superficies amplias y expresivas, con reducción de aristas y líneas de carácter, y con un ensamblado muy preciso de los elementos. El frontal erguido con los llamativos faros acredita el código genético todoterreno, al igual que los voladizos cortos delante y detrás. Las puertas prolongadas hacia abajo cubren los umbrales y aumentan el confort de los pasajeros al subir y bajar del vehículo, pues evitan que se ensucie el entorno de la puerta y mejoran al mismo tiempo la protección en caso de colisión lateral.

 

La Mercedes-Benz GLB 250 4MATIC Progressive se empuja con un motor de 4 cilindros turbo en línea 2.0 litros, que entrega 224hp a 5,500 rpm y 350Nm de torque a 1,800-4,000 rpm. Este propulsor cuenta con una función de desconexión selectiva de cilindros para mejorar la eficiencia en el régimen de carga parcial.

 

Durante la conducción en el modo de carretera se elige para el programa de conducción «Eco/Comfort» una distribución de 80:20 entre el eje delantero y el eje trasero. En el modo «Sport», esta relación es de 70:30. En el modo para todoterreno, en cambio, el embrague de discos de la tracción integral 4MATIC asume la función de un bloqueo longitudinal, y la distribución básica de la fuerza es equilibrada, 50:50.

 

Mercedes-Benz GLB se puede encontrar en distribuidores autorizados de la marca con un precio que parte de los $859,900 MXN